Bienvenido a la XXII Jornadas Nacionales de Informática Sanitaria en Andalucía

Un año más Málaga nos volverá a acoger en el mes de junio, esta vez durante los días 17, 18 y 19, para celebrar las Jornadas de Informática Sanitaria en Andalucía en la que será su edición número XXII, bajo el lema “Midiendo el impacto de las TIC en salud”.

Son ya demasiados los años en los que el pretexto de la crisis ha condicionado la inversión TIC en el ámbito sanitario, afectando no en sentido positivo, como indicaría la lógica derivada de una convicción firme en su aportación a la eficiencia, sino, antes bien, en una reducción generalizada de los presupuestos TIC. Esto pone de manifiesto que dicha convicción está seguramente poco arraigada en los gestores, algo que debería hacernos reflexionar sobre la forma en la que ponemos en valor la aportación de las TIC a la mejora de la calidad y la eficiencia de la asistencia sanitaria y su capacidad para transformar un modelo asistencial que comienza a presentar rasgos de anacronismo.

Por ello, en momentos en los que los recursos escasean y hay que justificar cada euro gastado, es importante disponer de argumentos para defender la utilización de las TIC en el ámbito asistencial como un elemento en el que merece la pena invertir. Esto supone disponer de metodología que permita poner cifras a los retornos que generan las TIC tanto de forma directa como indirecta, subrayando además, que el principal retorno de los servicios asistenciales está en el valor del servicio que se presta a la sociedad.

OBJETIVOS

Ahondando en estos planteamientos, este año nos proponemos abordar el reto de realizar una primera aproximación al complejo tema de dimensionar con rigor y precisión razonable el impacto de las TIC en la salud. Para ello trataremos cuestiones como:

        Cómo debería enfocarse el análisis de la evidencia del impacto de las TIC en salud para zanjar el debate de su contribución real a la mejora de la calidad y la eficiencia de la asistencia sanitaria.

        Cómo generalizar el hábito de la evaluación del impacto de proyectos TIC y sentar unas bases metodológicas elementales que incluyan:

·         Aspectos que deberían valorarse,

·         Identificar los diferentes ámbitos en los que las TIC aportan valor, con especial énfasis en aspectos indirectos.

·         Elementos a tener en cuenta a priori para facilitar la evaluación de dichos impactos,

·         Forma de medir algunos impactos indirectos,

·         Forma de incorporar el proceso de evaluación en los modelos de contratación vigentes.

La colaboración entre proveedores de salud, empresas y profesionales del sector TIC en sanidad, intercambiando sus experiencias y puntos de vista, en un trabajo altamente participativo y creativo contribuirá, como en anteriores ediciones, a generar un debate enriquecedor del que se espera obtener un documento de consenso que recoja algunas recomendaciones esenciales sobre las cuestiones mencionadas.